Tus palabras serán barridas como
la hojarasca de otoño, volarán
por el mismo infierno
donde tu voz amaneció,
fingiendo un retoño,
sin más color que el negro que la vida
te burló, sí, volarán tus palabras,
volarán como el cielo
vuela nubes que cubren
sonrosadas, el rayo
del sol que bronceado al día despidió.