Mis ojos cegados

El cielo gris como el preludio de un cántaro
Mientras las baldozas tal crisol de colores
Soportan mis pasos incensatos,
Mis sueños reinando,

El verano se siente como una fiesta
Del culto, todos en tono,
Los coros de pájaros asilados
En algún árbol de agrado,

Y mis pasos en la vereda
Se olvidan de los colores, pintando
Un artilugio en los claros,
Un correo ligero en su trabajo,

No solo el gris es en el cielo
Hasta los ojos de mis agrados
se pintan de gris y furtivos,
Atienden mis manos,

La tarde es al tiempo como mis
Pasos al trajín, una verdad
De facto, fuesen mis sueños
Reales, descubriese otra verdad sería extraño,

Y sigue la tarde con tu voz ausente
Fuesen mis cariños una locura
Diría es verdad tu ausencia, más
He logrado ver y mis ojos cegados yo he llorado.