espejos de agua reflejan el sol
y así tus ojos mi corazón,
esos espejos recuerdan al cuarto de lejos
donde tus penas sobre mis hombros
decantaron y mis ojos a ti hablaron:
no llores amor que mi alma
es tú dolor y mis lágrimas...