La Conspiración del Candelabro Rojo ( ¿ Y el Sol ? )

Cuando el investigador se halló frente a la disyuntiva de empirismo o racionalismo, no tuvo otra idea en su cerebro que la mayor restricción del empirismo, y allí tuvo que rendirse al racionalismo. Un breve recorrido por las ideas que se le fueron sucediendo lo animaron a darle un sentido a sus dudas. Si lo perfecto como la forma geomética de un cuadrado lo era por su forma y por la razón que le daba esa clasificación, ahora todos los cálculos estaban precedidos por conocimientos adquiridos por la experiencia, o sea el empirismo también tenía su parte de razón, aún así sus defectos eran visibles y grandes...